Consejos para disminuir el dolor de rodillas

Una de las complicaciones más grandes de todo corredor es el dolor de rodilla. Esto sucede más frecuentemente de lo que uno podría pensar y se trata de un dolor que puede afectar todo tu entrenamiento y programa si es que no se ataca con tiempo y de la forma adecuada.

Normalmente el dolor de rodilla puede suceder de diversas maneras ya que los terrenos en los que se corre, la intensidad, el tiempo y el tipo de calentamiento y muchos otros factores no son los adecuados. Incluso puede tratarse de un mal momento nada más y aún así se puede afectar bastante el rendimiento de cada persona.

Es obvio que al presentarse un dolor de rodilla se tiene que acudir al médico para que este puede hacer la valoración adecuada y sirva de la manera correcta a los fines del corredor. No trates de solucionar el problema tu mismo, lo único que puedes hacer es tratar de disminuir un poco el dolor.

Al tratarse de una zona en la cual se distribuye fuerza kinésica, cuando falla el dolor es bastante elevado. Los ligamentos que unen a la rodilla se estresan y no pueden mantenerse al nivel de las demás partes del cuerpo a las que impacta.

Puedes tratar de disminuir el dolor de rodilla realizando ejercicios de resistencia como squats parciales y culminando con squats completos. Algunos ejercicios que te hagan rotar la pelvis servirán para que puedas recobrar un poco de fuerza. Toma en cuenta que mientras mejor hagas las posiciones, es mejor para que los músculos puedan trabajar.

Aunque, dependiendo de la gravedad del dolor, deberás acudir con un terapeuta que pueda recomendarte movimientos mucho más específicos que te sean mucho más útiles. El tratar de hacer fuerza con la cadera, pierna y tobillo simplemente puede remediar un poco la situación, pero si sigues sintiendo el dolor, es necesario que verifiques con el doctor lo que puedes hacer, ya que podría involucrar una operación.

Consejos para correr